Círculo vicioso del abuso del automóvil

urban-sprawl

Es un hecho incontrovertible que vivimos inmersos en un proceso de continuo crecimiento de la población urbana y un uso también creciente del coche.

Las ciudades tienen “un ciclo de vida”, unas dinámicas cíclicas de desarrollo que no se nos escapan y que tenemos bien presentes cuando pensamos en la ciudad que queremos para vivir: procesos de guetificación, gentrificación, despoblamiento, sobreenvejecimiento, etc. Estas dinámicas están muy relacionadas con variables como la disponibilidad de transporte.

Un nivel de tráfico “molesto” con elevada congestión, ruido, contaminación, indisciplina en el estacionamiento, hace que una zona céntrica pierda atractivo como espacio residencial. Los que tienen capacidad económica y por tanto disponibilidad de coches, abandonan estas zonas de la ciudad para irse a vivir a barrios residenciales del extrarradio, en apariencia más cómodos.

Pero inmediatamente, su sueño demuda en pesadilla y se convierten en esclavos de uno/varios coches para satisfacer sus necesidades de movilidad. La dispersión urbana (urban sprawl) tiene efectos perversos para todos los habitantes de la ciudad pero especialmente para sus agentes: pérdida de relaciones sociales y vida de barrio, dependencia absoluta del automóvil particular, costes y tiempos de viaje crecientes, etc.

carturbansprawl_wikipedia1_jpg

La permanente huida hacia adelante

Esto genera mayor tensión sobre el centro que recibe los viajes de esos escapistas ciudadanos (que antes se movían a pie, algo más, en ese centro que habitaban). Y sus comportamiento provocan a su vez un aumento en la contaminación atmosférica, en el ruido y en los accidentes, menor atractivo para la movilidad peatonal y ciclista, falta de aparcamiento y congestión y, como consecuencia, un centro de la ciudad menos atractivo cada vez. Más habitantes del centro que se trasladan a la periferia y como resultado la ciudad dispersa se consolida y se realimenta el proceso. Urbanismo kamikaze. Sigue leyendo

Jornadas “Espacio Urbano, Espacio Humano”

XIXON 2015 - ESPACIO URBANO, ESPACIO HUMANO - Desde Gijón y en Bicicleta

Mientras pensaba en la Jornada “Espacio Urbano, Espacio Humano” que tendrá lugar en Gijón el próximo día 21 de noviembre de 2015, me desayunaba yo esta mañana con el titular de El Comercio “Ciudad inteligente no es llenarla de cachivaches, sino hacerla más humana”, frase pronunciada por May Escobar directora de Innovación en FUNDETEC (coordinadora de la Red Española de Ciudades Inteligentes), ayer en Gijón. Y me recordaba a esa otra frase de David Sim, arquitecto y socio de la firma danesa Ghel Arquitects “Las ciudades más inteligentes no son las que cuentan con más tecnología; son aquellas que pueden brindarles una mejor calidad de vida a sus habitantes”.

Ciudad humana, ciudad amable

Es una línea de trabajo entre los urbanistas y expertos en movilidad sostenible, que la ciudad deba avanzar hacia “la humanización” del espacio urbano. O sea, recuperar la forma en que nuestros abuelos vivían la ciudad, antes de que el coche privado se enseñoreara de las calles y como un virus invadiera la ciudad condenando a ciclistas, peatones, infantes, etc. a vivir con miedo en los bordes del ecosistema cochista. Sigue leyendo