La Etapa 18 del Tour de Francia: paraiso e infierno para escaladores

hautacamEtapa 18 del Tour de Francia: paraiso e infierno para  escaladores

No puedo dejar de escribir unas palabras sobre esta jornada que nos puede deparar la etapa 18 del Tour de Francia. Una oportunidad de oro para los escaladores en el último día de alta montaña y con dos colosos míticos de los Pireneos.La etapa transcurrirá entre la localidad de Pau y la estación invernal de Hautacam (145,5 km de recorrido), con dos subidas míticas en la ronda francesa.

Foto de Las últimas rampas del Col du Tourmalet, de simpar belleza... ¡e indomenticable dureza!

Las últimas rampas del Col du Tourmalet, de simpar belleza… ¡e indomenticable dureza!

El Col du Turmalet, es desde 1910 en el que se ascendió por primera vez, el rey de los puertos ciclistas por su dureza e historia. La palabra Tourmalet (que significa ‘camino de mal retorno’), es sinónimo de extrema dureza, de puerto interminable con “campo magnético como diría Perico Delgado. Este año lo suben desde Sainte-Marie-de-Campan, la vertiente de La Mongie, que tiene la fama de ser la vertiente más dura. No lo se: yo subí el Tourmalet por la vertiente de Barèges desde Luz Saint-Sauveur y me pareció durísima. Muchas ascensiones llevo en las piernas pero mi graduación como grimpeur fue sin duda en esta cumbre.

Foto de Carlos Rodríguez en la cumbre del Col du Tourmalet

Yo en la cumbre del Col du Tourmalet, tras unos reparadadores huevos con patatas fritas y un vaso de vino en el bar de la cumbre.

Foto de Le Geant du Tourmalet, monumento a Octave Lapize primer ciclista en pasar por esta cumbre en carrera

Le Géant du Tourmalet, monumento a Octave Lapize primer ciclista en pasar por esta cumbre en carrera

Perfil de la subida al Tourmalet

Hautacam también tiene para mi un sabor especial: fue mi primera cumbre pirenaica. Tras casi diez horas de coche, llegamos una tarde de septiembre a Argèles-Gazost, dejamos las maletas y nos abalanzamos sobre nuestras bicis para devorar con fruición estos casi 14 kilómetros de inmisericorde subida, con la luz del atardecer dibujando la belleza de cada curva y el día pugnando por acostarse cuando iniciabamos la bajada. Hautacam se subió por primera vez en 1994, y en esta cumbre dos españoles han conocido la victoria: Javier Otxoa en el año 2000 y Juanjo Cobo en el 2008 como lo atestigua la lona que hay en la cumbre.

Foto de Javier en la cumbre de Hautacam

Javier en la cumbre de Hautacam

Altimetría de la subida a Hautacam

Altimetría de la subida a Hautacam

En total la etapa serán 145,5 km con cuatro cotas puntuables: los ut supra citados Hautacam y Tourmalet, ambos calificados como Hors Categorie (HC) y otras dos de tercera:.

  • Km 28.0 – Cote de Bénéjacq 2.6 km de subida a 6.7% – categoría 3
  • Km 56.0 – Cote de Loucrup 2 km de subida a 7% – categoría 3
  • Km 95.5 – Col du Tourmalet 17.1 km de subida a 7.3% – categoría H
  • Km 145.5 – Montée du Hautacam 13.6 km de subida a 7.8% – categoría H

Perfil de la etapa 18 del Tour de Francia entre Pau y  HautacamLa etapa que echaba de menos en los Pirineos y el Tour del año pasado, final del calvario para los sprinters supervivientes y punto de inflexión para los especialistas en la crono que tienen sus esperanzas puestas en la última, única y decisiva crono que se disputará el sábado 26 de julio y en la que la clasificación general quedará vista para sentencia.

Anuncios

Hell Fire! Aye up Tour de France 2014!

Le Grand Départ... pure Yorkshire bicycle showHell Fire! Aye up Tour de France 2014!

Hace unos días se ha dado a conocer el periplo del Tour por el Reino Unido en la Grand Départ 2014. Los británicos ya están entregados y concretamente en Yorkshire han lanzado su propio sitio web oficial del arranque del Tour.

Hace muchos, muchos años, cuando mi barba aún no peinaba canas, empeñé unos meses de mi vida en “mejorar mi inglés” en West Yorkshire. Este empeño (así como los caudales con que financió la empresa educativa mi adorable madre), no fue en modo alguno estéril. Pero como no sólo de inglés (ni de ingles) vive el hombre, en la peculiar ciudad de Bradford donde fui a dar, disfruté de las hechizante música folk de la zona mientras libaba incontables y no menos embriagadoras pintas de bitter locales y tiempo quedó también para conocer Leeds, la histórica York, pueblos singulares y encantadores como Whitby o Robin Hood’s Bay, paisajes sobrecogedores como los Yorkshire Moors o la serena belleza de los Yorkshire Dales, entre otros lugares. Algunos de estos paisajes se pueden ver en el siguiente video promocional del Grand Dèpart 2014. Os confieso que me deja sin habla la belleza de esa tierra.

Envidia me da Andrew P. Sykes, ese genial blogger que se define a si mismo como “ciclista de larga distancia, ecoterrorista a tiempo parcial y profesor” por cuya ciudad natal, Elland, pasará el Tour. No caerá la breva de ver el Tour pasando por Gijón o subiendo la Cobertoria para deleite y desmayo de Marce Montero.

Tetley's Bitter... deliciosa cerveza local, una bitter norteña de calidad.

Tetley’s Bitter… deliciosa cerveza local, una bitter norteña de calidad.

Me encantaría estar en Yorkshire en Julio de 2014 y poder recorrer esos paisajes de la memoria, escenario de tantos buenos momentos, ahora sobre mi bicicleta y vivir la emoción del Tour, rememorando entre Tettley’s aquellas “aventuras” que no volverán, aunque otras vendrán que pequeñas las dejarán. Digo yo. Quizás en Julio del año que viene y quizás en Yorkshire, mi tierra madre inglesa de adopción.

Ganar a toda costa…

Vídeo

El francés Pierre Rolland cuando circulaba en la ecapada y a punto de coronar el Col des Pres en la penúltima etapa del Tour de Francia, segundo en la clasificación de la montaña y necesitado de puntos, hizo lo posible y lo imposible para evitar que Igor Antón pasara primero por la cima… hasta tratar de arrojar a la cuneta al español.

Esta actitud tan poco deportiva, fué recriminada por Igor tras coronar el puerto, pero el “tramposo” Rolland ya había logrado su objetivo.

Tiene gracia que los comentaristas de la TV holandesa usen el adjetivo “loco”, así, en castellano para referirse a Monsieur Rolland.

Por la Croix de Fer hacia el Glandon

Escaparate en Saint-Jean-de-MaurienneAl día siguiente de coronar Mont Ventoux, tras el obligatorio desplazamiento a Saint Jean de Maurienne, en pleno corazón de los Alpes, pudimos disfrutar de una de las ascensiones más increíbles de nuestro Desafío Alpes 2013: La Croix de Fer, que arrancaba además justo delante de nuestro hotel, y de remate el Col du Glandon.

Salida de Saint-Jean-de-Maurienne en dirección Croix de Fer

El Hotel L’Europe, nuestra base, estaba justo en la salida de Saint-Jean-de-Maurienne en dirección Croix de Fer

Como las personas, cada montaña tiene su propia personalidad Sigue leyendo

Reinventando Alpe d’Huez (je suis perdu)

AlpeHuez_headerAlpe d’Huez siempre ha sido final de etapa hasta que este año la organización del Tour han aprovechado el Col de Sarenne para convertirlo por primera vez en la historia en puerto de paso y final de etapa… en la historia de la carrera amarilla pero no en la de los ciclogrimpeurs como el que escribe en su Desafío Alpes 2013.

Esta es la breve semblanza del pasado martes 9 de Julio en que Javier y yo afrontamos con éxito la subida a Alpe d´Huez, quizás la ascensión más emblemática del Tour de Francia. No obstante, después de conquistar colosos como el Mont Ventoux, la Croix de Fer y el Col du Galibier, esta no era la subida que hubiéramos escogido: quizás nos hubiera apetecido el Col de la Madeleine (a ambos, pues tenemos una gran sintonía en estos extremos) pero la “responsabilidad” se impuso: las 21 curvas de l’Alpe debían ser la última joya de nuestra corona alpina para evitar el riesgo de pasar el resto de nuestras vidas respondiendo con un airado gesto negativo a la pregunta ¿subiste Alpe d’Huez?.

L'Bourg d'Oisans, calle central

L’Bourg d’Oisans, donde el Tour es una religión

Llegar a Bourg d’Oisans y sentirse en un cuento de hadas yanki es Sigue leyendo

Jugando al ajedrez con el Mont Ventoux

headerEn nuestra segunda jornada ciclista del Desafío Alpes 2013, haciendo camino, nos encontramos con el Mont Ventoux que geológicamente forma parte de los Alpes pero, sin embargo, es a menudo tomado por una montaña separada ya que está solo al oeste de la sierra de Luberon, aislado en  el valle del Ródano. ¿Cómo pasar de largo y no escalar con nuestras bicicletas esta montaña mítica y rodar hasta esta cima de piedra calcárea, sin rastro alguno de vegetación?. Esa caliza blanca de la cima hace que desde lejos aparente estar nevado todo el año. Aunque la fuerza del mistral que sopla en su cumbre es legendaria, el verdadero origen de su nombre no proviene de “ventoso” sino de el nombre de Vintur, por el dios galo de las cimas, o Ven-top’, que quería decir “pico nevado” en el lenguaje de los galos.

Ibamos a jugar una partida arriesgada en la canícula francesa. Hacer símiles ajedrecísticos puede que no sea el más original de los planteamientos literarios pero no se me ocurre mejor forma de relatar la ascensión al Gigante de La Provenza, esa “aberración geográfica” que se levanta en la planicie interminable poblada de viñedos: una partida que se juega a vida o muerte entre el caballero ciclista y el Mont Ventoux en cada una de las tres fases del juego.

La apertura…

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla. (Sun Tzu; El Arte de la Guerra)

En estos tiempos, todos tenemos acceso a buenos perfiles altimétricos (mi agradecimiento a los compañeros que hacen ese trabajo de documentación y lo comparten desinteresadamente para nuestro disfrute), a predicciones meteorológicas, GPS y otros elementos técnicos que nos permiten afrontar confiados las “proezas más osadas”. Sin embargo, mi experiencia me dice que ni una altimetría sobre el papel da todas las claves de una ascensión tan complicada como el Mont Ventoux ni las predicciones capturan la naturaleza cambiante del tiempo en la alta montaña.

Altimetría del Mont Ventoux, desde Bedoin

Altimetría del Mont Ventoux, desde Bedoin. Se pueden apreciar a simple vista las partes más duras de la ascensión

Decidimos abordar la ascensión al coloso por Bedoin, la vertiente más dura de las tres posibles, y salimos pedaleando desde Carpentras para templar las piernas en esos 15 kilómetros de aproximación (al final del artículo hay un mapa del recorrido). A pesar de una salida temprana, el calor ya azotaba los viñedos a las 10 de la mañana levantando la columna de mercurio por encima de los 23°C, augurando una penosa jornada bajo el sol de La Provenza. De todas formas, disfrutamos de los hermosos viñedos, los campos de lavanda y las señales de restricciones de tráfico para el 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa, cuando el Tour de France tomará al asalto esas carreteras en nuestro lugar para acabar en nuestro mismo destino.

La rotonda que da entrada a Bedoin, con la aguja de la cumbre al fondo

En la rotonda que da entrada a Bedoin, se divisa la cumbre al fondo, con la aguja de las antenas marcando el destino final

Sigue leyendo

Tour de France 2013 en TV y online

Tour logo

LA 100ªEDICIÓN Y SUS NOVEDADES

El sábado 29 de junio arrancó en Córcega la centésima edición del Tour de Francia, la cita que todos los aficionados esperamos desde el mismo julio de 2012. Y para honrar la ocasión trae sorpresas: la primera es un recorrido conservador y rácano en alicientes que concentra su atención en el repertorio consabido de postales turísticas más que en el espectáculo deportivo.

Alberto_Contador_(Tour_de_France_2009_-_Stage_17)

La imagen que todos queremos ver (y muchos días)

Una de las novedades es que por vez primera la ronda gala hace una incursión en la isla de Córcega plena de trampas y celadas, que nos ahorra esa primera semana clásica de aburrimiento. Cierto es que no hay puertos de entidad en la isla pero si muchas subidas y duros repechos que unidos a los sinuosos trazados de las carreteras aportarán al arranque de la ronda exigencia, tensión y nerviosismo. Pero la organización ha flaqueado en su intento por darle nueva cara a la primera semana y ninguna de ellas es dura de verdad.

Otra novedad interesante es la reducción de kilómetros contra el crono: de 101 km llanos de contrarreloj individual de 2012 a 25 km por equipos más 65 km individuales (en dos CRI, una llana y otra de montaña, con dos puertos y sus respectivas bajadas). Así el Tour disminuye el hándicap de los grimpeurs puros frente a los corredores “completos”.

Indurain de amarillo perseguido por Claudio Chiappucci

A Indurain no le hubiera gustado nada esta reducción de kilómetros contra el crono

La montaña llega en la octava etapa con el final en la cima pirenaica de AX-3-Domaines y la novena entre Saint-Girons y Bagnères-de-Bigorre, una etapa dura pero sin final en alto. Eso es todo. El bloque pirenaico reducido a su mínima expresión. Teniendo la primera CRI justo después de este bloque… poco se puede esperar de estas etapas.

Llegara luego el terrible y solitario Mont Ventoux en la 15º etapa y las tres etapas del segundo bloque de montaña en los Alpes: la tan nombrada etapa con doble subida a Alpe d’Huez será en la 18º. Se echa claramente de menos una verdadera etapa reina con varios puertos hors categorie encadenados. Sigue leyendo

Plomo en los bolsillos, de Ander Izagirre

Plomo cropPlomo en los bolsillos, de Ander Izagirre

Henri Pélissier, ganador del Tour de 1923 conocido por sus encendidas protestas contra la dureza del reglamento, dijo: «Pronto nos colocarán plomo en los bolsillos». El pequeño Jean Robic, ganador del 47, se cargaba de plomo para bajar más rápido.

ander izaguirreAnder Izagirre (San Sebastián, 1976) fue ciclista con ambiciones hasta el día en que pasaba por un pueblo muy descolgado del pelotón y escuchó de una espectadora hacia su hijo, una aseveración que le cayó como un plomo: “Si vas a andar como este, tú mejor ni salgas”. Entonces Ander redirigió sus pasos y actualmente es periodista, escritor y bloguero y ha ganado el Premio Marca de literatura deportiva en 2004 con Plomo en los Bolsillos.

En Plomo en los bolsillos se palpa que para él la magia del ciclismo nace siempre de ese misterio que existe más allá de la frontera del sufrimiento, un sufrimiento que en el Tour de France es de plomo, como lo es el empeño de los ciclistas. De estos mimbres están hechos los dieciséis capítulos de su libro en el que nos cuenta otro Tour, el de las victorias y derrotas más legendarias y los duelos inolvidables entre Coppi y Bartali, Anquetil y Poulidor, Merckx y Ocaña, pero también las penalidades de los primeros heroes de La Grande Boucle. Unas son historias trágicas, como las últimas 40 pedaladas de Tom Simpson antes de caer yerto en el Mont Ventoux. Otras cómicas como la de Abdel-Kader Zaaf francés de origen argelino que a las puertas de ser el primer africano en ganar una etapa del Tour se emborrachó y se cayó de la bicicleta. Y las más, simplemente increibles como la de Vicente Blanco, el Cojo bilbaíno que pedaleó en solitario hasta París para tomar parte en el Tour de 1910.

PlomoAnécdotas todas que destacan la emoción, la épica y la subimación del sufrimiento extremo que son la marca del ciclismo, el deporte más hermoso del mundo y el único “que hace pensar en cosas serias” como decía Paco Fernández Buey. Plomo en los Bolsillos es la radiografía de una pasión por este deporte y, a buen seguro, la manera de Ander de revivir sus años ciclistas.

FICHA TÉCNICA:

  • https://i1.wp.com/librosdelko.com/wp-content/themes/whiteboard/imgs/home.pngEditorial Libros del KO [website]
  • 228 paginas
  • Publicado el 21 de mayo de 2012
  • ISBN 978-84-940101-7-0
  • Precio de venta: 14,90€