Reinventando Alpe d’Huez (je suis perdu)

AlpeHuez_headerAlpe d’Huez siempre ha sido final de etapa hasta que este año la organización del Tour han aprovechado el Col de Sarenne para convertirlo por primera vez en la historia en puerto de paso y final de etapa… en la historia de la carrera amarilla pero no en la de los ciclogrimpeurs como el que escribe en su Desafío Alpes 2013.

Esta es la breve semblanza del pasado martes 9 de Julio en que Javier y yo afrontamos con éxito la subida a Alpe d´Huez, quizás la ascensión más emblemática del Tour de Francia. No obstante, después de conquistar colosos como el Mont Ventoux, la Croix de Fer y el Col du Galibier, esta no era la subida que hubiéramos escogido: quizás nos hubiera apetecido el Col de la Madeleine (a ambos, pues tenemos una gran sintonía en estos extremos) pero la “responsabilidad” se impuso: las 21 curvas de l’Alpe debían ser la última joya de nuestra corona alpina para evitar el riesgo de pasar el resto de nuestras vidas respondiendo con un airado gesto negativo a la pregunta ¿subiste Alpe d’Huez?.

L'Bourg d'Oisans, calle central

L’Bourg d’Oisans, donde el Tour es una religión

Llegar a Bourg d’Oisans y sentirse en un cuento de hadas yanki es Sigue leyendo

Anuncios