La montaña del Tour de Francia 2013

logo montaña

Como comentaba en el Especial del Tour de Francia 2013, el recorrido de esta edición del Tour de France es tan innovadora en su continuidad que asusta: Mucha etapa para velocistas y la montaña justa para no hacer doblar la rodilla a los “corredores completos” en favor de los escaladores puros.

Pero aunque la montaña esté algo descafeinada, hay que decir que honra a alguna de sus montañas más visitadas: Peyresourde, Mont Ventoux, Alpe d’Huez, Glandon o Madeleine están presentes para dejar destilar sufrimiento de las piernas de los ciclistas. Lo que se reprocha es el injusto olvido de otras muchas que podían habernos robado varias siestas con final al sprint. Pienso en otra etapa en los Pirineos con Aubisque o Tourmalet y el final en Port de Bales, un final en Luz-Ardiden u Hautacam… sueños de una noche de verano.

Subida a Alpe d'Huez

Subida a Alpe d’Huez, las 21 curvas más famosas del mundo

Sigue leyendo

Anuncios

Pantani, te doy una canción (y ocho también)

Protesta de corredores por la situación creada por la organización ante el caso Festina (Tour 1998) - Marco PantaniSegundo lunes de descanso en el Giro de Italia y de nuevo Clicks, crujidos, chirridos, traqueteos y otros ruidos de la bici. Y tras la etapa de ayer con final en el Col du Galibier, donde el Giro le rindió tributo, no puede haber mejor ocasión para mi particular homenaje musical a Marco Pantani.

Semejante ocasión no se podía saldar con el consabido temita, comentario más o menos desafortunado por mi parte y el consiguiente video. Marco se merece más. Como mínimo que me tomara el trabajo de recopilar para vosotros todas las canciones que otros han escrito en su memoria. Sigue leyendo

Se mantiene el Galibier en la etapa 15

cartelDespués de varias horas desolado por el anuncio de la suspensión de la subida al Col du Galibier, sólo compensada por una festiva participación bajo la incesante lluvia en una exitosa Crixixona, me levanto esta mañana con buenas noticias

Y es que leo que la Prefectura de Valloire ha revisado su posición y teniendo en cuenta la evolución de las condiciones climáticas, autoriza el recorrido original de la etapa 15, “la Dirección del Giro d’Italia confirma íntegramente el itinerario original, excepto para los últimos 4.250 metros” (ver comunicado oficial).

Por tanto, recolocan la línea de meta en Les Granges du Galibier (a 2301 metros) donde se ubica el Monumento Pantani y justo después de una temible rampa del 11%.

Les Granges du Galibier

Vista de Les Granges du Galibier

La hora de salida se retrasa media hora hasta las 13:00 horas. Eso si: avisan de que si el tiempo se deteriorara durante la noche, la Dirección del Giro se reserva el derecho a realizar modificaciones adicionales con el fin de proteger la seguridad de los corredores y la caravana.

tappa_dettagli_tecnici_altimetria_15_nuevo recorrido

Etapa 15 del Giro d’Italia: vuelve la alta montaña

Etapa 15, Cesana Torinese – Col du Galibier (149 km., Alta montaña)

PantaniCuando es la puerta de entrada a la complicadísima semana final de la ronda italiana, la llegada de la mítica ascensión al Col du Galibier por el Col du Télégraphe está llamada a marcar un antes y un después en el Giro.

Para mi esta etapa será particularmente emocionante por dos razones: una que se rendirá homenaje a Marco Pantani, aquí donde El Pirata lanzó un histórico ataque en el Tour de 1998 que encarriló su victoria final en la carrera. Y la otra razón es que el Galibier formará parte del Desafío Alpes 2013 que organiza Gijón en Bicicleta para julio y que os adelanto ahora en primicia.

tappa_dettagli_tecnici_altimetria_15

Mont Cenis, un coloso

Una etapa que va a ser decisiva y más si se suma la dificultad del Mont Cenis por Susa, un coloso que, aún lejos de meta (a casi 60 kilómetros del Galibier), hará pagar la dureza que propician sus 25,7 kilómetros en los que se salvan 1.590 metros de desnivel al 6.2% de media… Será más de una hora de larga y penosa ascensión que dejará bien maduros a los corredores para lo que se les viene encima después.

tappa_15_S01

Altimetría del col du Mont Cenis

Y de postre: Col du Galibier

Coronarlo en primera posición, a más de 2.600 metros de altura, sólo está al alcance de los mejores. Quizás por eso, el Galibier sólo ha sido final de etapa una vez, en el Tour de Francia de 1972 y como no podía ser de otra manera, en aquella ocasión se impuso el ‘Caníbal’ Merckx.

El Galibier es un paso cuya historia se remonta más allá del siglo XVIII. Pero es en 1911 cuando de la mano de Henri Desgrange entra en el recorrido del Tour y con ello en la historia del ciclismo. Tras la etapa Gustave Garrigou (ganador a la postre de ese año) llamó a Desgrange y sus acólitos “bandidos“, tomando el testigo de Lapize cuando los llamó “asesino” y “criminales” respectivamente tras coronar el Tourmalet en 1910.

Para Desgrange, que tenía debilidad por los Alpes, el Galibier siempre fue su montaña favorita aunque alternativamente se prodigara en veleidosas alabanzas al Tourmalet o al Aubisque. Quizás por eso, tras su muerte se construyó en su cima un monolito en su recuerdo con una sencilla dedicatoria: “En honor a Henry Desgrange (1865-1940), antiguo director del periódico L’Auto y fundador del Tour de Francia de los ciclistas“. Y los 61 pasos por esta cumbre a lo largo de la historia del Tour (incluyendo el doble paso del 2011) atestiguan su peso específico.

desgrange monument galibier (frank_heinemann)_e

El monolito dedicado a Heri Desgrange

La carretera ha cambiado sobre todo en la parte sur (la vertiente por el Col du Lautaret, por donde descenderían de no estar el final de etapa en el alto) que fue reformada en su totalidad haciendo la ascensión más larga y progresiva (o sea más suave). La cara norte, en cambio, es 89 metros más alta que en 1970 por una desviación exclusiva para ciclistas que construyeron para salvar el tunel. Esta vertiente está considerada la ascensión más dura del Tour. Su intimidante longitud no invita a ataques suicidas en etapas con puertos por delante. Y en una de esas raras ocasiones, Marco Pantani, en un día gélido de 1998, atacó en Plan Lachat y recorrió los 47 kilómetros en solitario hasta la meta en Deux Alpes consiguiendo enfundarse el jersey amarillo definitivamente. Nueve minutos después, Jan Ullrich cruzó la meta con la cara deformada por el esfuerzo y el Tour 98 definitivamente perdido.

tappa_15_S03

Altimetría del Col du Galibier por el Col du Télégraphe

Homenaje a Marco Pantani

Para los que con su muerte en 2004 quedamos huérfanos y clamábamos por un mayor reconocimiento de la figura de Marco Pantani, la organización de la ‘corsa rosa’ hace justicia 15 años después de la histórica temporada en la que él conquistó el Giro y el Tour. Como nunca es tarde, Marco nos dedicará una de sus pícaras sonrisas, desde el monolíto que recuerda su hazaña a cuatro kilómetros de la cima del Galibier.

Esperemos que a la cambiante climatólogía no le de por recordar aquella gesta heroica y nos depare un día de sol radiente por el bien de la retransmisión televisiva.

marco-pantani-monument-col-du-galibier

Monumento a Marco Pantani en la subida al Col du Galibier

Giro de Italia 2013 en TV y online

Giro Italia 2013

El Giro de Italia 2013 fue calificado como “muy duro” por los ciclistas que asistieron a su presentación en Milán. No obstante, un recorrido tan compensado, con una contrarreloj muy larga, montaña de extrema dureza (Gavia, Passo dello Stelvio, Passo di San Pellegrino, Passo Giau y las Tre Cime di Lavaredo -entre otros- en los dos últimos días, más el Galibier como homenaje a Marco Pantani) y varias etapas propicias para los ataques, dará a todos su oportunidad.

Y es que a pesar de las cinco etapas de alta montaña, no sólo será un Giro para escaladores, sino que también los especialistas en la contrarreloj y los más osados con sus ataques podrán optar a la victoria final. Los escaladores, particularmente, temen Sigue leyendo

Un claro entre las nubes / A sun spell breaking the clouds

Estado

[In English at the end. Take me there!]

small_espana-sin-escudo101687_resizeLa verdadera temporada ciclista profesional comienza para mí con la París – Niza el próximo domingo 3 de marzo. El Tour de San Luis o la Vuelta a Oman son juegos de niños. Arrancan las clásicas, llega el Infierno del Norte y los héroes de la carretera empiezan a jugar sus cartas.

Mientras, en Cimadevilla, lejos de Flandes, Roubaix o Lieja, una inquietante sensación se apodera de mi: un vacío en el pecho, las piernas inquietas, la mirada que se escapa por la ventana buscando la silueta de El Curbiellu. Sintomatología conocida. Ya he pasado por esto. Y seguro que muchos más están pasando por ello ahora mismo. No es la gripe: es la fiebre de la bicicleta.

El curbiellu_crop

Final de la subida El Curbiellu desde Peón (Photo: AcB)

Estas semanas de invierno inclemente, mi flaca permanece aparcada (que no olvidada) mientras yo pedaleo por las carreteras de la mente, surcando rutas desconocidas y asaltando nuevos retos durante mis melancólicos paseos por La Atalaya en compañía de Alba.

Cada claro que aparece entre las nubes, cada hora que transcurre sin llover, hace que en mi cerebro se agolpen perfiles y altimetrías de la Cordillera, salidas de kilometradas imposibles, viajes veraniegos en bicicleta ligero de equipaje, asaltos al Galibier, Croix de Fer o Alpe d’Huez. Y ahí se quedan, atascados, hasta que la tempestad amaine y las piernas puedan, por fin, hacer justicia en los viejos caminos polvorientos, a lomos de mi bienamada TREK.

Sigue leyendo