Reapertura de los sistemas de bicicletas y patinetes compartidos en Gijón

Foto de bicis Tucycle Reapertura de Bicicletas y patinetes compartidos en Gijón- Desde Gijón y en Bicicleta
Debido a la la limitación de movimientos del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 (BOE-A-2020-3692), los sistemas de bicicletas de muchas ciudades cerraron y entre ellas Gijón.
Tras la la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, “para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad”, se han empezado a reabrir sistemas de bicicleta pública por todo el país y en Gijón la cosa está en estado comatoso.

Reapertura de los sistemas bicicletas y patinetes compartidos de Gijón

Las bicicletas de Gijonbici de momento no van a funcionar porque JC Decaux ha hecho un ERTE y no hay personal para desplegar las bicicletas y atender el servicio de mantenimiento, limpieza y desinfección requerido.
Las bicicletas de Tucycle están a punto de ser desplegadas pero puede que tarde por necesidades de mantenimiento de las unidades retiradas en abril.
Lo que si está funcionando ya son los patinetes de Reby que están disponibles desde hace días.
Patinete Reby Reapertura de Bicicletas y patinetes compartidos en Gijón- Desde Gijón y en Bicicleta

Estaciones de préstamo

Las nuevas estaciones de préstamo de bicicletas y patinetes eléctricos van a estar limitadas a estos puntos por imposición del Ayuntamiento para favorecer la limpieza y desinfección de los vehículos:
  • Cines de La Calzada.
  • Playa del Arbeyal.
  • Espigón de Fomento.
  • Casa Rosada.
  • Ayuntamiento.
  • Plaza del Parchís.
  • La Escalerona.
  • Escalera 15 de San Lorenzo.
  • CMI de La Arena.
  • CMI de El Coto.
  • Recinto ferial Luis Adaro.
  • Parque Científico.
  • Piscinas de El Llano.
  • Parque de Urgisa.
  • Glorieta de los Institutos.
  • CMI Pumarín Gijón-Sur.
  • Nuevo Roces.
  • Cuatro Caminos.
  • Parque de Zarracina.

Foto de Gijón Bici - 15+1 ventajas de la bicicleta pública compartida - Desde Gijón y en Bicicleta

Adif y la Red de Ciudades por la Bicicleta se (a)lían para impulsar la intermodalidad bici+tren

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el presidente de la asociación Red de Ciudades por la Bicicleta, Antoni Poveda, suscribían el pasado 22 de enero de 2020 en FITUR un acuerdo de intenciones para impulsar políticas de fomento de la intermodalidad ferrocarril + bicicleta, con los objetivos de colaborar en la protección de la salud y de luchar contra la contaminación atmosférica en el ámbito de la movilidad urbana.

El acuerdo, para los próximos cuatro años, no va más allá de la creación de un grupo de trabajo para impulsar la intermodalidad ferrocarril + bicicleta, tanto para la movilidad obligada, como la no obligada y el cicloturismo, que propondrá medidas concretas dentro de los siguientes ejes:

  • Implantar infraestructuras de aparcamiento seguro de bicicletas en las estaciones de ferrocarril.
  • Implantar servicios de préstamo de bicicletas desde las estaciones de tren para realizar la última milla del desplazamiento.
  • Facilitar el acceso de las bicicletas a las estaciones de ferrocarril.
  • Fomentar el transporte de bicicletas en zonas y períodos donde se concentre la actividad cicloturista.

Cuatro años para pensar que hacer. Lo que se podría lograr con un viaje de trabajo de un grupo de técnicos de 15 días a Holanda a copiar. Sigue leyendo

15 ventajas de los sistemas de bicicleta pública

Foto de bicicleta compartida - 15+1 ventajas de la bicicleta pública compartida - Desde Gijón y en BicicletaLos sistemas de bici pública (también nombrados como de bicicleta compartida) han crecido y evolucionado a lo largo de los años en diferentes formas, adaptándose a cada ciudad, pero manteniendo su simple y efectivo planteamiento: cualquiera puede coger una bici en un sitio y dejarla en otro, haciendo posible una movilidad personal, puerta a puerta, basada en la energía humana.

Miles de ciudades de todo el mundo tienen sus propios sistemas de bicicleta compartida y cada año se añaden ciudades a esta lista. Los sistemas más grandes se encuentran en China, en macrourbes como Hangzhou y Shanghai pero en muchas ciudades, más de nuestra órbita, como Madrid, París, Londres o Barcelona se han desarrollado sistemas altamente exitosos que han ayudado a sustituir viajes en vehículos motorizados y facilitando otra opción más de movilidad, viable, saludable y sostenible, a las ciudades.

Foto de Tucycle - 15+1 ventajas de la bicicleta pública compartida - Desde Gijón y en Bicicleta15+1 ventajas de los sistemas de bicicleta pública

No existe un modelo único de sistema de bicicleta compartida: cada ciudad ha ido desarrollando su propio modelo local adaptado a su contexto topográfico, climatológico, infraestructural y cultural además de su densidad, tipología urbana, mezcla se usos, etc.

Para todas, sin embargo, la bicicleta pública, además de los beneficios económicos, medioambientales, sociales y sanitarios de la bicicleta, tiene estos 15+1 beneficios específicos comunes:

  1. Añade una opción más al mix de movilidad urbana, más sostenible, rápida, flexible y práctica. La bicicleta pública se ajusta a las necesidades de un amplio abanico de personas usuarias, satisfaciendo muchas de sus necesidades de desplazamiento. Las bicicletas pueden cubrir de manera eficiente distancias de viaje de hasta 7 km, o incluso hasta 15 km con mecanismos de pedaleo asistido. Esto significa que una persona en bicicleta puede cubrir un área de 150 km2 en torno a su residencia. En general, la mitad de los viajes urbanos en coche recorren menos de 5 kilómetros. Alrededor del 45% de nuestros trayectos urbanos cubren distancias menores de 3 kilómetros, una distancia que se puede recorrer en bici en 10 minutos si es terreno llano. Esto significa que la bicicleta puede cubrir una parte importante de los viajes diarios en todas las ciudades y la bicicleta pública ampliar sus beneficios a nuevos públicos.
  2. Permite la realización de viajes improvisados y unidireccionales lo que aporta un nivel de flexibilidad ideal en la ciudad.
  3. Disminuye el riesgo percibido de la persona usuaria de sufrir un robo de bicicleta: sus sistemas de seguridad integrados la hacen apetecible para aquellas personas usuarias potenciales que no quieren exponer su bicicleta propia.
  4. Proporciona acceso a una bicicleta a personas usuarias potenciales muy sensibles a algunos frenos conocidos al uso de la bicicleta: carencia de vehículo propio, falta de espacio para guardar la bicicleta en casa, dificultades de movilidad que impiden subir escaleras o meter la bici en el ascensor, etc.
  5. Es un elemento que genera equidad urbana: Permite dar servicio a zonas periféricas tradicionalmente marginadas por el transporte público tradicional, con beneficios potenciales inmensos porque estos vecindarios con servicio de transporte público deficiente y concentración de minorías tradicionalmente más aisladas y de menor ingreso económico, pueden lograr un mayor acceso a los servicios, la cultura, etc.
  6. Su coste de implantación y operación es bajo comparado con otros dispositivos de transporte público como el metro, autobús, tranvía, etc.
  7. La bicicleta publica puede convertirse en un catalizador para hacer que el uso de la bicicleta sea aceptado como un medio de transporte habitual, en ciudades donde la bicicleta no es percibida como “normal”, disparando la cultura ciclista.
  8. Es eficaz para incrementar la cuota modal de la bicicleta en la ciudad como un modo de desplazamiento cotidiano y complemento para otras medidas que mejoren la usabilidad y la seguridad de la bicicleta.
  9. Agregar flexibilidad a los viajes diarios de las personas usuarias del transporte público. La bicicleta compartida es la mejor aliada del transporte público favoreciendo los viajes multimodales urbanos e interurbanos y constituyendo una alternativa eficaz y sostenible al uso del coche particular.
  10. La integración de los sistemas de bicicleta pública en el sistema de transporte público, tanto tarifaria como en tarjeta única, favorece su interoperabilidad y uso, facilitando el acceso a otros servicios de movilidad (aparcamientos seguros, etc.).
  11. Ocupan menos espacio público y su uso se democratiza: cinco aparcamientos de bicicletas públicas con 15 usuarios/día sustituyen a una plaza de aparcamiento de coche con 6 usuarios/día (Fuente: IDAE).
  12. Incremento de la seguridad general del tráfico: para todos las personas usuarias de la vía por la pacificación de la calzada y para las propias personas usuarias de la bicicleta por el aumento de bicicletas en la calzada (efecto safety-by-numbers).
  13. Mejora la imagen verde y ecológica de la ciudad. Son equipamientos muy bien aceptados por la población autóctona y muy valorados por las personas visitantes, ofreciendo una imagen distintiva y un atractivo particular a la ciudad.
  14. Fortalece la identidad corporativa de la ciudad: los elementos de los sistemas de bicicleta pública son parte omnipresente del paisaje urbano y proyectan la imagen del gobierno local.
  15. Crea oportunidades de empleo que algunas ciudades han aprovechado para generar experiencias de economía social o contratar empresas de inserción laboral para el mantenimiento de la flota.
  16. Genera posibilidades para los usos recreativos y turísticos que reduce la presión del vehículo motorizado sobre las ciudades turísticas en el casco urbano.

Foto de bicicleta compartida - 15+1 ventajas de la bicicleta pública compartida - Desde Gijón y en BicicletaLa implantación de la bicicleta pública en España

El Observatorio de la Bicicleta Pública en España recoge toda la información sobre los sistemas de bicicleta compartida con información financiera y referencia al tipo de sistema, los sistemas flotantes (o dockless) o con estaciones fijas. Algunos materiales imprescindibles generados por el Observatorio en su último estudio de 2019 se muestran a continuación:

Para finalizar vamos a añadir dos documentos de gran interés sobre la bicicleta compartida y de uso imprescindible para estudiosos, activistas probici y planificadores de infraestructuras urbanas para la movilidad ciclista:

Foto de Gijón Bici - 15+1 ventajas de la bicicleta pública compartida - Desde Gijón y en Bicicleta

Sistemas de bicicleta de carga compartida

cargobike_knaar_1Los sistemas de bicicleta pública se han convertido en un aliado de la movilidad ciclista en todo el mundo y, asociada al cada vez más evidente potencial de la ciclologística, emerge en muchas ciudades la necesidad de incluir en las flotas de bicicleta compartida (pública o privada) una parte de bicicletas de carga.

Las bicicletas de carga (cargo bikes en inglés) son bicicletas diseñadas específicamente para el transporte de cargas, ya sea bienes o personas. Debido a su mayor tamaño (que trae problemas de almacenamiento para los que vivimos en pisos) y su elevado coste de adquisición, un uso compartido es una gran idea, máxime si pensamos que incluso los usuarios cotidianos de la bicicleta sólo necesitan transportar cargas ocasionalmente.

Experiencias europeas de bicicleta de carga compartida

Un ejemplo de como se pueden organizar estos sistemas son estas reseñables experiencias europeas de sistemas CBS (cargo bike sharing) que a continuación os detallo: Sigue leyendo

La ciudad es la gente

Cita

la calle para vivir - Desde Gijón y en Bicicleta

La mercancía más importante que se intercambia en una ciudad es la conversación, la información cara a cara. En consecuencia es muy importante el bar, el restaurante, la tienda. El urbanismo debe garantizar, como mínimo en las áreas densas, que en cada manzana los bajos sean lugares de encuentro, tiendas y sobre todo cafés, el equipamiento más importante de la ciudad.

Director de Planeamiento de Londres, 1.995

Carta Europea de los Derechos del Peatón

The Beatles, peatones en Abbey Rd. - Desde Gijón y en BicicletaLa Carta Europea de los Derechos del Peatón, adoptada por el Parlamento Europeo en octubre de 1988, es uno de los documentos básicos de UE en materia de movilidad urbana.

A día de hoy, parece que su terminología y algunas de las soluciones que propone están más que desfasadas. Y adolece de una tibieza que la pone en entredicho porque para ser en defensa del peatón más parece un alegato a favor del coche contra el peatón, cuando se baja a lo concreto y se dejan atrás los grandilocuentes pronunciamientos.

La Carta de los Derechos del Peatón, bajo el microscopio

El Artículo 6 es el aporta más en términos de concreción. Y donde se ven más los errores como se puede leer en el estudio de Lorenzo Peña Verdaderos y Falsos Amigos del Peatón.

Quiero destacar el acierto del Artículo 7 porque es definitiva la importancia que da a garantizar la intermodalidad como verdadero baluarte de la movilidad peatonal. Sigue leyendo