Seguridad vial en 9 infografías (4/9)

Las bicicletas pueden circular utilizando la parte de calzada que les sea imprescindible para garantizar su seguridad (art. 15.1 Ley de Tráfico). Las bicis requieren una distancia lateral para evitar el riesgo de choque con obstáculos laterales, en intersecciones o por apertura de puertas o marcha atrás de coches aparcados - Desde Gijón y en BicicletaMensaje: Las bicicletas pueden circular utilizando la parte de calzada que les sea imprescindible para garantizar su seguridad (art. 15.1 Ley de Tráfico). Las bicis requieren una distancia lateral para evitar el riesgo de choque con obstáculos laterales, en intersecciones o por apertura de puertas o marcha atrás de coches aparcados.

Esta infografía aborda como la anterior, el espinoso asunto del posicionamiento en la calzada. Cada día comparto unas pedaladas con usuarixs de la bicicleta que circulan demasiado orillados para gentilmente no estorbar a los señores de la ciudad, los automóviles que suponen viniendo a toda velocidad tras ellos por mitad de la calzada. Se olvidan de los coches parados y/o estacionados cuyos conductores pueden de forma inesperada  abrir la puerta con el indeseable encontronazo y consecuente vuelo por encima de ella.

Ir demasiado pegado a los coches estacionados en línea nos coloca demasiado tiempo en los puntos ciegos del coche. Debemos de dejar, al menos, medio metro de distancia para evitar que al abrir la puerta nos puedan dar con ella.

Y lo mismo se puede decir del riesgo que proviene de uno de estos vehículos inoportunamente arranque sin mirar (o sin vernos por aproximarnos por los puntos ciegos del coche). En el caso de vías con coches aparcados en batería, dado que la visibilidad de los coches que salen marcha atrás está aún más reducida, la distancia de seguridad que debemos mantener es un metro como mínimo. Y si están aparcados en cordón, misma distancia que nos protegería de las puertas que se abren, medio metro como poco.

Y vuelvo a insistir en la cuestión principal de la auto-protección y la conducción asertiva:  ocupemos el espacio que como usuarios de pleno derecho de las vías nos corresponde para mejorar nuestra seguridad.

Textos: Antonio Luna del Barco. Infografías: Flavia Bernárdez. Fuente: Observaciones Lunares


Es parte de la serie de publicaciones: Defendiendo la seguridad de los ciclistas en la calzada, avanzando hacia la movilidad urbana sostenible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s