Atropello y muerte ciclista en Madrid: víctima culpabilizada

bici-blanca[Reblogeado de Pedalibre]

El pasado lunes resultó atropellado y muerto un ciclista en una calle de Madrid. Más allá de la profunda tristeza que esto nos causa, desde la Asociación Pedalibre, queremos denunciar la escasez y mala calidad de la información ofrecida, así como su sesgo.

El ciclista fue arrollado por un coche. Falleció a causa de politraumatismos, es decir, tenía el cuerpo destrozado. En los medios de comunicación, se menciona y, según el caso, hasta se destaca que el ciclista fallecido no llevaba iluminación ni casco. Ni una palabra sobre el coche que le atropelló. Al final, la sensación es que la culpa de todo fue del ciclista, por hacerse atropellar y, encima, por morirse; y que el coche que le atropelló fue la víctima del suceso.

En la coyuntura presente, con el debate generado sobre el casco ciclista, queremos destacar la mención al no uso de casco; elemento, recordemos, no obligatorio en vías urbanas pero, sobre todo, inútil ante un atropello de estas magnitudes. El ciclista falleció a causa de politraumatismos y si hubiera usado casco habría fallecido igual. Y, si hubiera usado casco, esta circunstancia no habría sido mencionada en la noticia (¡nunca lo es!). Queremos denunciar la manipulación que se hace con la información desde los medios, queremos denunciar a los medios que contribuyen a difundir la idea de que la culpa recae en la víctima y la idea implícita de que el casco le habría podido salvar. En casos como este, por desgracia, no es así.

Testigos presenciales afirman que el coche estaba hecho añicos. Esto implica que el cuerpo del ciclista estaba hecho aún más añicos pero, sobre todo, implica la existencia de un choque a alta velocidad. Ninguna mención se ha hecho de esta posibilidad. Nuevamente, se pretende ocultar la responsabilidad de quien atropella, así como se oculta una de las causas fundamentales del atropello y muerte.

Las noticias sí mencionan que era de noche y el ciclista no llevaba iluminación. No podemos saber si llevarla le hubiera salvado pero sí sabemos que se trataba de una vía bien iluminada y que el ciclista resultaba lo suficientemente visible como para no ser atropellado de la manera en que lo fue. Es decir, había más factores que nadie menciona.

El atropello sucedió en un cambio de rasante. Incluso con los escasos datos ofrecidos, es poco aventurado pensar que el coche iba demasiado deprisa y no tuvo espacio suficiente para ver al ciclista y frenar.

Exigimos mayor rigor en la información. Basta ya de culpabilizar a la víctima que, además, en este caso, como suele suceder con las víctimas ciclistas, ya no puede dar su versión. Basta ya de ocultar la responsabilidad de quien atropella.

Exigimos, por encima de todo, la pacificación del tráfico urbano y la desaparición de esas máquinas de matar en que se convierten los coches lanzados a gran velocidad por las calles de las ciudades en las que vivimos. Es algo inaceptable en una sociedad que aspire a ser mínimamente humana.

____________________________________________

NOTA:

Este artículo incide unicamente en un ejemplo de la manipulación mediática de los accidentes ciclistas. Conscientemente deja un aspecto de los hechos que, por un lado  dada su gravedad deformaría el objetivo del artículo, y de otro lado aún no están probados.

En concreto, estos hechos son que el coche que arrolló salvajemente al ciclista era un coche de policía y la presunta actuación de la policia en el lugar de los hechos.

Los testimonios presenciales dicen que la policía no permitió que los transeúntes socorrieran a la víctima (una doctora que acudió al lugar avisada por su hijo fue cercada por los policias que habían acudido y se le negó el acceso al accidentado), o sea que “prácticamente le atropellaron y luego le dejaron morir, ya que el Samur tardó unos 15 minutos”.

Según más testimonios “es corriente ver pasar a los coches patrulla a más de 100km/h por esa calle de Madrid de camino a una comisaría cercana saltándose semáforos (y, por descontado, saliendo del tunel bajo Puerta Toledo, que es donde se produjo el accidente, a la misma velocidad) unas veces con luces y sirena y otras veces sin nada”.

Veremos como se depuran las responsabilidades en este asunto. De la descripción general de los accidentes con ciclista implicado culpabilizando al débil no nos vamos a librar fácilmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s